Hilos de continuidad ** ****


Te
parece irrelevante que sea 11 de agosto? A mí
no. No pasa absolutamente nada en particular y todo. Se articula toda
mi vida
desde antaño hasta el día martes que es hoy.
Si
miro hacia atrás, como tú puedes hacerlo con tus
tiempos de existencia,
veré algunos puntos que puedo recordar y armar una
trayectoria arbitraria. La
niña que se imaginaba el futuro, la mujer que mira el pasado
y unos atisbos de
lo que hay en el entretiempo.————————–
Los
puntos no se unen con lógica sino con
emociones. Estaba haciendo fila en un banco hace unos minutos. Era el
resumen
de las esperas en filas de bancos de toda mi existencia. Mirando los
zapatos de
los otros, pensando en mis asuntos con los labios callados para que no
se escuchara.
Evaluándome
 en
el reflejo de los vidrios, siempre
sintiendo que mi silueta no es tan buena como desearía,
desde tiempos
inmemoriales en los que ciertamente mi figura era más linda
que la que tengo
ahora. Pero no sirvió de mucho porque no tenía la
perspectiva de aquello en lo
que se iba a convertir mi cintura.

Cuánta
ternura me resta? Y momentos
de expectativa ansiosa? Y amores no confesados y jamás
consumados? Y zapatos
nuevos? Palabras escuchadas que me revelen misterios?

Anuncios

Hay sitio para todo ahí dentro…. *** ***


Captura de pantalla 2015-07-28 a las 13.03.22

muy cerca de tu zona de comodidad se aloja la inestabilidad. tú lo sabes: conservar el bienestar es el arte mayor, el supremo.

Captura de pantalla 2015-07-28 a las 13.04.56

en medio de la laguna líquida de tus vaivenes hay por ahí un poste duro de roer.

Captura de pantalla 2015-07-28 a las 13.06.08 pero también está el venado que sabe correr y el pajarito que se despega de los pisos con liviandad.

Captura de pantalla 2015-07-28 a las 13.08.50
tenemos cavernas que flotan dentro donde cabe de todo, así que mejor no quedarse en una sola, hay que atreverse a saltar de un deseo al otro, de un peligro al siguiente, de una desventura a la que sigue, de una felicidad indescriptible…. al paraíso.

Probando, probando ** ***

Soñé que perforaba tu cáscara y lograba atisbar tu jugo. Lo miraba a ver si se notaba sano y límpido, lo lamía para saber si era dulce y lo olía para guardar el perfume. Anoche logré, por ende, probar tu esencia.

Oh!

 

Viajar en avión *** ******

el
día que menos se piense
daré
un salto
y
me impulsaré hacia afuera.

Subir a un avión es una experiencia intensa. No sé si les pasa a “todos” pero considero que necesariamente es reflexiva. Te sientas mientras alguien maneja un equipo y te pone a salvo o en riesgo. O a lo mejor algo falla y te caes hasta el piso desde las nubes. No veo como podría ser el no pensar en esos casos en lo que uno es y hace con la vida. En si uno desearía que todo terminara o siente uno pena pensando en que eso sucediera. Tal vez el darnos cuenta de la tan manida fragilidad nos da una oportunidad de sabernos realmente vivos. Vivos como para dejar de estarlo tal vez al siguiente momento y entonces preguntarnos dónde estamos ubicados entre la gente, las cosas y las actividades.
Es un buen ensayo acerca de la vida y la no vida. Acerca de la magnitud de los eventos en contra de nuestro frágil cuerpo pequeño. Acerca de lo que hemos construido y si estamos satisfechos o no con ello. Hasta podemos incurrir en la vanidad de imaginarnos las horas o días de dolor de algunas personas ante nuestra ausencia, aunque bien sabemos que pronto todo toma su lugar regular sin nosotros.

Descripción de la observación de una carcajada ***

Captura de pantalla 2015-07-10 a las 17.31.22

Muy sorprendida pude observar con detenimiento varios aspectos de su persona al momento de emitir la intensa carcajada:
Su cavidad bucal se abrió impresionante ante mí y miré todos sus dientes y muelas, observando de paso que le faltaba una unidad, que tenía varias piezas tapadas, un puente de oro, y colores varios del amarillo claro al intenso (de arriba hacia abajo), siendo el mas fuerte hacia la encía inflamada.
Su campanilla se movió chistosamente, como vibrando, y deteniendo un cuajo de baba que se extendía hasta la base de la garganta, delgado y parpadeante, como si tuviera miedo.
La lengua retorcida y temblorosa era blanca en sus puntos finales, amarillosa en los lados y rojísima en el centro, muy picuda y a la vez regordeta.
Esos ojos se cerraron, como atascados de lágrimas y congestiones, mostrando retorcimientos y arrugas de todas clases y dimensiones profundas y afelpadas. Líquidos vitales translúcidos rodaron a sus mejillas enrojecidas y resecas.
Al inclinarse apareció el gran sapo de su papada abrillantada, peluda, inflada y desinflada.
Logré ver su calva incipiente, reluciente, grasienta, con pelitos alrededor como de rodilla.
Las orejas se volvían dumbescas al moverse graciosamente hacia adelante a cada retumbe, poniéndose a cada momento mas coloradas, pareciendo al borde del estalle.
Me llegó su intimidad a manera de hálito proveniente directamente del estómago bien atendido con comida reciente.
Mis oídos se beneficiaron del sonido hilarante que me evocó felicidad, rechazo, repugnancia a la vez que empatía profunda.

Cuando te entra un ArcoiRis ** ***

callemenoscerodecidí que pintaría de otro color las cosas, aunque fuera a manera de brocha gorda, sí señor…. callezapya con la mira bien puesta me salí a la calle luviosa, dispuesta a abrillantar las cosas lo más posible, a darles fiesta…calle-cerollevaba los colores necesarios para maquillar, entonar, disonar, trastornar, alebrestar, darle brillo a lo ambiental….callecada vez que pisaba saltaban los tonos, los deslumbres, la chaquira y la brillantina….calle1se desprendían las esporas de la dicha, entraban por todos mis poros, impregnaban mi mente que flotaba y se ponía rojiza….calle2ven a buscarme ahora, que llueve y estoy perdida en la coloratura que se me empieza a pegostear….

Ficción : *** *******

Captura de pantalla 2015-07-05 a las 16.13.38

Captura de pantalla 2015-07-05 a las 16.14.48

Hubo un tiempo afortunado en el que creí que vivir imaginariamente cosas era suficiente, como si con eso se pudiera substituir la “realidad” (cualquier cosa que eso sea).

Gusté de llenarme de fracciones de cosas y así creía que estaba muy viva y que conocía varias porciones de lo que es el mundo (de nuevo, cualquier cosa que eso sea).

Que alguien llame a un trueque de ideas conmigo “aventura” me sonó como a las historias relatadas por Mark Twain donde caminar diez minutos lejos de casa es todo un reto emocionante. Alguien me puede explicar por qué no me gustó esa denominación?

Captura de pantalla 2015-07-05 a las 16.22.44

Captura de pantalla 2015-07-05 a las 16.24.13

te regalo un pedazo de pie….


 

de esos ojos y esa boca en Gestalt, grabadas en mi memoria, he reconstruido una vivencia fragmentada, contaminada de otras mil cosas de otros tiempos y otras vidas. de volver a conversar contigo, he recuperado un listón de vida, muy enrollado, muy a pedacitos, muy con subidas y bajadas hasta los sótanos. si acaso no volviera a cruzar palabras contigo, ya habría de todos modos recuperado la vida. por que qué otra cosa es ésta sino la sensación de que fuimos, somos y seremos aunque sea por unos momentos más? muchas gracias. en prenda, te regalo un pedazo de pie. FullSizeRender

 

Banda de Möbius y lo que no desapareció

Captura de pantalla 2015-06-27 a las 22.01.28

“La banda de Möbius .. simboliza la naturaleza cíclica de muchos procesos, el eterno retorno, el infinito…”

Captura de pantalla 2015-06-27 a las 22.05.11

Recordé el Ulises de Joyce, en el que se nos cuenta de unos papelitos flotando sobre el río, que muchas horas después pasan encima de las aguas bailando en otra parte distante del surco. Mismo flujo, otro tiempo, mismo cauce, otra posición.

Eres ese papelito que vuelve a ponerse enfrente del río, ese poseedor de labios capaces de vertir palabras sensibles e inteligentes y de ver más allá en tantas cosas. Ahora sí te plantas enfrente de mi y me dices las cosas que quise saber y nunca supe, me devuelves el deseo mucho más cumplido, ese que se hallaba en una crisálida que creí que jamás daría a luz una mariposa de colores.

Te pones al tú por tú y entretejes mi deseo y ya no huyes por las escaleras, por los pasillos ni los estacionamientos como hacías antes. Tu origen diferente, tu proceder mezclado de significados de alternos sitios, con algunos códigos desconocidos para mí, logra posicionarse de tal manera que te veo cara a cara y tengo acceso a tus labios, a tu mirada, a tu caricia.

Ese encanto, ese maravilloso enamoramiento a tu piel y tu inteligencia ahora se me pone casi encima y me lame las entrañas. Y te dejas lamer el corazón. No importa para nada que la vía sea el blanco y el negro, el éter. No importa nada, porque el hilo conductor viene de tiempo atrás y fue empujado desde allá con total claridad quedando intacto hasta hoy día que se se convierte en chorro, en luz, en dicha.

Aniquilaciones físicas y sus repercusiones neuronales ** ***

Captura de pantalla 2015-04-03 a las 12.51.17Están demoliendo el que fuera el estudio de mis hijos cuando eran jovencitos. Cuando compré la casa, lo mandé hacer para que ellos en la azotea, tuvieran un espacio para su fechorías: jugar con computadoras (que ahora son modelos viejísimos), tocar con su banda, grabar música. Seguramente fumar marihuana, conversar sobre mujeres, realizar actos sexuales, convivir con amigos.

Los últimos años, en que mis hijos ya no viven conmigo, lo empecé a usar de bodega, llenándolo de lo todo lo temporalmente inútil: las cajas de los aparatos recién comprados (en lo que pierden la garantía y eso), las maletas viejas, la ropa que ya no se usa, las toallas antiguas, puff, hasta horror me da describir aquello. Que inútil es guardar cosas, que al final, si uno mismo no se ocupa, se tendrán que ocupar otros de simplemente tirar a la basura.

No es posible evitar la nostalgia, los recuerdos de los tiempos idos, mis muchachos jovencitos, construyendo su mundo y yo misma tratando de no sucumbir ante las hecatombes diarias de la supervivencia. Al final, hasta el momento lo hemos logrado, cada uno de los tres tiene su vida y sus vicisitudes y a veces nos reunimos con cariño y sigue habiendo un lazo entre nosotros que ninguna pared derruida podrá desbaratar.