entrar al cuartito ya con ánimo de hacerlo. buscar con cuidado cual es el objetillo peludo que le pertenece a uno (sí, equivocarse es un asco). encontrar el contenedor de materias blancas que puede estar en diferentes niveles de apachurramiento y mal estado, con partes secas en la punta o tal. embadurnar un poco el artefacto mechudo (no están los tiempos para desperdiciar nada). hacerse de fuerza para abrir (ahhaaahh) y meter el palito con cuidado para raspar las piezas, uno, dos, dos, dos, como nos dijeron (arriba, abajo, atrás, adelante). cuidado con la lengua que se queda atorada, cuidado con el picor que a veces sobreviene, los olores que suben a las fosas nasales, los malos pensamientos, los deseos que emergen al dejarnos ir en el sobamiento, arriba, abajo, arriba, abajo, y muy bien por detrás, ah! que rico. cuidado con alguna arcada de vómito si el aparato entra demasiado adentro, que entre, pero que no se pase de listo. claro, lo sabes mejor que yo: hay que enjuagarse con agua limpia, y luego tal vez hasta ponerse algún desinfectante, hay tantas bacterias….

Captura de pantalla 2015-08-30 a las 17.15.38

Anuncios

2 comentarios en “Abre la boca y a darle (¿pornografía?) ** ***

  1. Y que tal los cuerpos ergonomicos de los objetivos extraños y peludos,
    Tomarlos es toda una experiencia orgasmica que lleva el raspado toda una existencia nueva
    Antes solo eran unos cuadrados insípidos.!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s