La consistencia de las mermeladas es viscosa. La del agua de horchata es espesa también. Algunos fluídos corporales son pegajosos y semicuajados. Freud hablaba de la "viscosidad de la libido" refiríendose a como es de pegajosa la necesidad que tenemos de otros y qué difícil es deshacerse de ella.

       
       
     
     
     
 

El que invente un ingrediente o medicina que vuelva líquida la necesidad humana y su pegosteosidad, se va a volver multimillonario.

Mientras tanto, ese fenómeno humano (y de muchos animales también) llena los consultorios de los psicoterapeutas y nos da de comer.

 
Anuncios

Un comentario en “La viscosidad de la libido ( o la terca dependencia y apego) ****

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s