A veces parece que nos hemos peleado con alguien por un hecho en concreto, cuando en realidad estamos expresando un cúmulo enorme de asuntos sin resolver de mucho tiempo. El detalle en sí parece, en esos casos, muy poco trascendente como para generar una reacción muy grande. En situaciones así, hay que descontar el motivo “real” en sí mismo, porque no explica nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s