• comerse al mundo se interpreta como ambición. no queda claro si la connotación es positiva o negativa. se puede entender como quien lo quiere todo desmedidamente o como alguien que no se detiene ante los obstáculos en la persecusión de su deseo.
 
  • pongamos por ejemplo este elote semidesgranado. podríamos jugar a que representa lo feo que se ve el mundo cuando está medio comido y entonces se presenta incompleto y despostillado.
 
     
  • o como sinónimo de la enorme dulzura al engullir el dulzor del mundo, su liquidez, su color a vida, sus semillas generadoras de existencia y continuidad.
 
     
  • mi abuela hubiera dicho que es fundamental comer una manzana al día para conservar la salud. la deducción sería: qué poca fuerza tienes si no posees dientes para comerte al mundo y ejercer tu ambición de nutrición, vitalidad y coordinación de los órganos.
 
  • dime qué muerdes y te diré que tan sexy eres.
   
  • se rumorea en nuestra cultura contemporánea que comerse algunas cosas puede dejarnos anquilosados, pesados, desflexibilizados y convertidos en títeres del imperialismo yanqui 🙂
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s