La apariencia de la madera es importante. Por ejemplo, puede dar una sensación de calidez y tersura una vez trabajada. El color puede combinar, ser brillante y atractivo.

 

Pero es el paso del tiempo el que tiene la última palabra. Si luego la madera se hincha y se deforma, si se mancha, si deja de tener bordes bien definidos, si huele raro, te percatarás de que la madera es de mala calidad.

 

Todo depende de qué quieras para tus muebles. Cuando lo que necesitas es salir del paso por corto tiempo, la madera se puede disfrazar y ser útil para tener por ejemplo donde poner los platos y floreros.

Pero cuando quieras que la madera cante en tu vida y puedas confiar en ella, adorarla siempre y saber que cuentas con su validez para sentirte pleno, desde un inicio gasta más, vale la pena.

   
   

PD: NO APLICAN RESTRICCIONES.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s