Breve instructivo para planchar

Consiga una plancha. Le mostramos una imagen para que tenga una idea aproximada de cómo son esos instrumentos.
Asegurarse de que en el sitio donde va a realizar el planchado haya electricidad, agua, piso y burro de planchar.
Busque el orificio por el que se mete agua dentro de la plancha. Los agujeritos que están en la base no son los adecuados, intente arriba o a los lados. Llene de agua hasta que vea que se desborda y ahí deje de vertir el líquido.
Observe la prenda que pretende planchar. Busque la etiqueta que indica de qué material está hecho.
Busque en los controles de la plancha un nivel de calor que corresponda al material de la prenda. Si no lo logra puede tomar un curso de "materiales textiles en la industria del vestir" por internet.
Observe la forma general de la prenda, busque en la web la imagen de otra del mismo tipo (si es camisa busque una camisa, si es una falda, busque una falda similar) para ver cómo debe verse una vez planchada.
Empieze por las zonas tubulares de la prenda (mangas, perneras, vuelo de la falda, etc.) y colóquelas una a una encima del burro. Haga un mapa mental de dónde debe ir la marca del planchado, generalmente es en la parte externa de la prenda. Trate de que por ejemplo no quede el doblado en la zona frontal de la manga de la camisa porque en ese caso la persona se vería muy extraña cuando use la prenda.
Encienda el radio, la televisión, su iPod, tocadiscos, radio del celular u otro instrumento que haga ruido para disminuír la tensión que le generará el procedimiento.
Ahora sí, conecte a la electricidad la plancha. Tenga especial cuidado de no tocar la base de la misma porque se puede quemar. No coloque la plancha encima de la ropa por más de unos segundos porque puede quemar la prenda o hacerle un hoyo innecesario o una mancha amarillenta ( o negra!) imposible de quitar.
Deslice con alegría la plancha por el tubo cuidando de conservar su forma precisa hasta ver que sale vapor, la prenda se alisa y no queda demasiado chueca y deforme.
Ahora planche las demás secciones. No trate de que los botones o el cierre queden planos junto con la tela, es normal que abulten y no queden planchados. Querer hacerlo puede dañar su prenda, su plancha y su reputación.
Una vez planchada la prenda, observe si correponde a la imagen que encontró en internet. Tome el curso de cómo colgar ropa en ganchos o como doblarla para que a continuación pueda proceder a hacer los trámites necesarios para guardarla en algún sitio o en su defecto usarla o ponérsela a algún conocido en el cuerpo.
Desconecte la plancha, saque el agua sobrante tirándola en el inodoro o en algún vertedero adecuado. Enrolle el cable, desmonte el burro, apague la música y váyase a celebrar que finalmente ha aprendido el complicado arte del planchado de ropa.
NOTA importante: la plancha no puede ser usada sobre piel humana para eliminar arrugas.
Anuncios

2 comentarios en “Breve y sencillo instructivo para planchar ropa ****

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s