Mutar tiene que ver con usar los ojos para “no ver”, la boca para “no hablar”, la naríz para respirar con normalidad, los músculos de la cara y el cuello, de hecho de todo el cuerpo para nada en especial, solo acaso para sostener un esqueleto que por cierto desaparecerá por un rato. Mutar también incluye mirar con el ojo interno pasar los pensamientos, sin ocuparse de ellos, sin notarlos siquiera, con una postura de no placer, no displacer, no deseo y deseos de evaporarse. Sonreír suavemente ante la actitud de no acoso a uno mismo sirve mucho en estos trances.



El estado de esferita que se obtiene es ligero, volátil, gentil con la movilidad, sin peso, sin aroma, sin aspecto, sin pesares (por supuesto), sin conflictos (por supuesto). Ayuda a curiosear en el universo, meterse en casas, cosas, cuerpos, mentes, paisajes, suspiros y néctares. Es muy conmovedor. (No olvides dejar pistas para poder regresar).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s