La crítica es tan inevitable como respirar, opina T S Eliot. Por eso es que siempre me alegro de que los pensamientos no se carguen en directo a las cuerdas vocales. Eso me posibilita por ejemplo, sonreír con lo que pareciera naturalidad cuando estoy enojada o alguien me cae mal. No poner cara de espanto ante el vestido horripilante de la de enfrente o seguir hablando como si no pensara que el otro dice cosas absurdas.
A veces, sin embargo me es muy divertido ese hacer como que no veo y decir lo que me viene en gana y con mi estilo, como si no notara que el de enfrente se escandaliza. Lo mejor es cuando éste tiene que aparentar que no pasa nada con mi desparpajo. Entonces se podría decir que hago como que no me doy cuenta y digo cosas imprudentes a la vez que obligo al otro a actuar como si no se diera cuenta de nada.

Anuncios

Un comentario en “obligo al otro a actuar como si no se diera cuenta de nada****

  1. Traté de seguirte de hacer como que no me daba cuenta, de reaccionar, de ver para otro lado, pero nada me quita la sonrisa que aparece cuando vengo, y veo tu entorno, tu habitat, la belleza que imprimes a cada post.

    Felicidades Noemy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s