La locura, sin duda, se genera en ese lugar donde una persona hace una serie de cosas “reales” que tienen un trasfondo y sobre éste ultimo no quiere hablar nunca, como si no existiera. El otro alude a ese trasfondo y el primero lo elude, como diciendo: “no te escucho” o bien “no sé de qué me estás hablando”. La peor modalidad es aquélla en la que el otro le dice al primero lo que hay de fondo y el primero simplemente contesta con otra cosa.
Todo eso puede darse en una pantalla de mucha educación y “decencia”.
Recuerdo el caso de una mujer que seguía enamorada de un hombre y éste la “trataba bien” pero haciendo caso omiso de todas las manifestaciones amorosas de ella. En el entretejido, por supuesto la jodía siendo correcto con ella sin tocar la parte amorosa. Tan sencillo que hubiera sido que le repitiera de manera contundente algunas veces que él ya no estaba en disposición amorosa. Pero hacía como si el simple hecho de que no hablara del tema lo dijera todo. Le era tan bueno tenerla atrapada de esa manera…
Mal por el que hace como que no pasa nada y peor aún para el que quiere hablar las cosas.
Hay gente que enloquece a los de alrededor y se siente coherente. Al no validar sus intenciones veladas, logra hacer al otro dudar de sus propias percepciones.
A veces es necesario que algún accidente los estrelle a ambos para que se termine esa colusión perversamente maligna.

Anuncios

Un comentario en “Lo real y lo otro real ***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s