no encontrar no significa que no exista. es más bien que no hemos imaginado dónde registrar porque pecamos de sentido común.

para encontrar es necesario, pues,  desafiar la lógica, evitar los malos presentimientos y no aferrarse a nada.

buscar requiere paciencia y sobre todo aprender a ver. ¿has abierto el refrigerador para localizar la salsa y no la ves por ningún lado por que resulta que estaba guardada en un recipiente que no imaginabas?

registrar la realidad para encontrar algo requiere toda una actitud. hay que diferenciar las cosas y ver detalles escondidos. hay que usar el manido sexto sentido.

para buscar hay que tener algo parecido a la fe. una sensación de existencia de algo que no se mira pero se sabe que podría ser encontrado tal vez tan sólo por que alguien dijo que existe.

hay otras maneras de encontrar: dejar de desearlo y caminar por la vida desolados hasta que de pronto aparezcan las cosas para nuestra sorpresa. o no aparezcan pero deje de importarnos.

habrá que decidir si buscar o dejar las cosas en paz, que se disuelvan, se mezclen, pierdan significado o valor. o buscar muy dentro la tenacidad.

buscar en vano es desesperante, desear lo que no se encuentra es atroz, pero la verdadera pesadilla es encontrar para desilusionarnos inmediatamente despúes.

Anuncios

6 comentarios en “lo que no se encuentra *** ***

  1. Buscar o al menos tener la ilusión por encontrar nos hace sentir vivos. Buscar y encontrar para desilusionarnos es atroz, efectivamente, pero como hoy me siento optimista, digo que lo mejor es salir corriendo y seguir buscando variando el rumbo. Seguramente fuera un espejismo.

  2. un caníbal desolla a su maestr@ y hace unas botanas que quiere compartir con el grupo, pero se convierten en polvo y el viento las esparce. el alumno voltea desilucionado, detrás de el su maestr@ ríe a carcajadas mientras lo invita para sentarse a comer a la mesa.

  3. un caníbal desolla a su maestr@ y hace unas botanas que quiere compartir con el grupo, pero se convierten en polvo y el viento las esparce. el alumno voltea desilucionado, detrás de él su maestr@ ríe a carcajadas mientras lo invita para sentarse a comer a la mesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s