el sonido del avion es sordo, no se sabe si tiene uno los oidos tapados o solo se esta enajenado totalmente. el mundo esta fragmentado. ve uno desde su silla pedazos de una mano tomando el respaldo de la butaca de adelante enfrente de las propias narices, portando un anillo de oro muy grande con escudo de alguna universidad. la extremidad es de un senior maduro, peludo, blanco y regordete. que falta de pudor ponerse en otros espacios y sin dar la cara. mas alla la lonja brillante de la mujer, no se sabe si la ensenia a proposito o es justamente un desproposito mostrar su carne descuidada desparramda entre los apretones del pantalon y el sosten. o el contorno de la cabeza de la seniora madura con el cabello corto y muy escaso.

en este tipo de viajes no hay que preocuparse del como se ve uno eso por que es seguro completamente que nadie se interesa en mirarnos. en los aeropuertos la gente lee, se queda dormida desparramada en las incomodas sillas, esta despeinada y come toda clase de porquerias. los aferrados estan metidos hasta las narices en sus aparatos electronicos, sobre todo computadoras. desesperadas las personas hablan por el celular mientras pueden o revisan una y otra vez los contenidos de las bolsas de mano, las cerraduras de las maletas o el abrigo recargado encima de algun bulto.

si nunca alcanzamos la categoria de alguien, esperando en los aeropuertos lo logramos aun menos. tenemos que usar banios publicos e impersonales, cuidando la maleta mientras dejamos fluir el chorro de la orina. cuando entramos o salimos de un cubiculo podemos toparnos con los olores del otro, o saber como son sus residuos cosmicos mas intimos.

dedicamos varios minutos cuando podemos a ver como se comporta una familia que convive cerca de nosotros. ella le saca con familiaridad la cartera del pantalon a su esposo y a el le parece de lo mas normal. mientras el recoge la paleta que la ninia de dos anios dejo caer al suelo ella le limpia los mocos con un panuelo muy usado a un bebe rubicundo. parecen muy acostumbrados a que los ninios se arrastren en la mugre del piso, lloriqueen y se peleen por miniedades. los dejan ser lo mas que pueden, solo preocupados de que no se les salgan de la vista. si molestan o no a los demas no parece pertenecer al ambito de sus ocupaciones mentales, digo yo que apenas y hacen bien en actuar asi.

la mente gira rapidamente mientras se espera ahi sentado, la vida parece desfilar muy a lo lejos, el trabajo, el chisme de oficina, la cuenta que se nos olvido pagar antes del viaje. por supuesto se nos vienen encima anios de viajes menudos o importantes, personas que nos acompaniaron o nunca lo hicieron y casi todo es infelicidad. revisamos los ejercicios de concentracion que conocemos para sentirnos nosotros mismos pero es muy dificil que no nos desnaturalicemos en esas marabuntas.

despues de un rato solo sabemos en los viajes de salas de espera, tiempos y aduanas, maletas y compartimientos, medicinas para el dolor de cabeza, infectos menus de avion y coca colas tibias. no nos enteramos de lo romantico que se supone debe ser estar encima de las nubes, en el cielo, alejandonos del polvo de los pisos y la cama conocida.

Anuncios

2 comentarios en “escrito sin acentos por teclado infame y desconocido

  1. ¿Cómo va a ser romántico un viaje si hablas de “residuos cósmicos íntimos”? Además yo no entiendo cómo es que esa señora viaja “apretada” por tantas horas… ¡Buff! No, yo no puedo… te entiendo perfecto querida. Sólo queda disfrutar y sacar fotos, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s