pensé que con pepino crudo sabría mas fresca la ensalada. si hubiera imaginado que ese detalle detonaría una catástrofe, me lo habría ahorrado.

primero fue que él me recordó que el pepino le disgusta y pensó que yo quería poner algo para que le desagradara el platillo.

después yo me confundí interiormente pensando si de verdad soy tan mala persona.

para cuando degustamos la ensalada, (él quitando los pepinos y yo comiéndolos hasta hacerme daño), la relación estaba fría y la ensalada sosa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s