y luego de un rato parece que finalmente has llegado a tu destino, pero está todo tan seco que ardería con un cerillo. hay bruma, como polvo y hojas que han dejado de tener vida. decides rápidamente construir ahí un paraíso, un emporio de bonanza, un húmedo y confortable ensueño. reparas la barda, tiras el cascajo, siembras pasto, contratas agua (eso es lo más duro, supongo), haces una cabaña nueva con colores (no más gris). sudas la gota gorda, que va, gordísima. todo por que no puedes creer que habiendo caminado tanto tengas que dormir en el piso, entre arañas panteoneras.
Anuncios

9 comentarios en “SupErAnDo El fAsTiDio ** ****

  1. Pero que pasa si estás sola en tu nueva cabaña de colores, ¿cruzarás nuevamente el puente para ir en busca de el?.

    Creí que sólo buscabas comentarios entretenidos, lo leí en tu entrevista.

  2. Cuando salí de casa de mi mamá para vivir sola, me pasó eso exactamente, fui a dar a un lugar tan triste, mugroso y lleno del humor de vidas pasadas, que no pude hacer más que llenar cubetas con agua, jabón y cloro. Al final quedé muerta de cansancio, pero ver todas mis cosas en orden, los pisos limpios y las flores en el jarrón, supe que valió la pena. Entiendo la sensación, y es lo que me gusta de tus post, me hacen sentir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s