mientras vivimos, habitamos la rueda de la fortuna.   estamos arriba, luego abajo. sentimos que caemos o nos mareamos, nos elevamos muy alto. nunca nos encontramos balanceados del todo. frío, calor, buena o mala fortuna, deseos cumplidos o fallas a nuestras esperanzas.
  la rueda nos lleva, nos trae, nos llena de chispas y colores pero sobre todo es de curso azharoso, cambiante.

… se conservan en un interminable depósito,
en ampollas alineadas,…
las historias que los hombres no viven,
los pensamientos que llaman una vez el umbral
y se desvanecen para siempre,
las partículas de lo posible descartadas
en el juego de las combinaciones,
las soluciones a las que se podría
llegar y no se llega…

Italo Calvino
El castillo de los destinos cruzados

Anuncios

11 comentarios en “lA rUeDa De lA fOrTuNa ** ***

  1. Y que bonito que sea así, verdad? Aunque ya me gudtaría a mi curiosear el estante de las ampollas esas de historias no vividas y esconderme en el bolsillo un par de ellas para poder vivirlas así, a voluntad. Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s