vivo éstos días en hotel. diseñado para cobrar por todo (por ejemplo, seis dólares mas impuesto del quince por ciento por usar media hora internet). cuando quiero comer hay bandejas enormes llenas de frutas, verduras, quesos, pescados, carnes, a granel. impersonal todo. sonrisas de meseros aburridos de tener que tratar bien a los que venimos a gastar plata acá y a dejarles propinas. alguien hace mi cama, y lava el baño. todos estamos vestidos de pantaloncitos cortos y tenemos la piel absurdamente sonrojada de tanto sol y falta de costumbre. nos tendemos al sol a rostizarnos, miramos con cara de idiotas todo. no soy muy buena para el disfraz de turista feliz. el mar es bonito, suave, casi sin olas. bien vigilado por guardacostas. tomo mucha agua embotellada. duermo como roca soñando cosas extrañas como por ejemplo que estoy trabajando (hazme el puto favor). quiero sentirme feliz, porque estoy pagando mucho dinero por lograrlo. leo y entonces lo soy un poco, miro a los niños y me gustan. soy una desadaptada. aunque parezca, no estoy pasando mal tiempo. es sólo un tiempo impostado de alguna manera, con ropa que no uso en la ciudad, con cara que no me pongo en la ciudad, con palabras de turista que no uso dentro de mi casa en la ciudad, con costumbres extrañas, con cierto desconocimiento de como se derrocha el dinero o se “divierte” uno poniéndose el vestido mas “sexy” y costoso para tomar la copa. hago ejercicio corriendo en la orilla del mar, y eso es delicioso, leo en la sombra y oliendo la brisa del mar, y eso es rico. miro las cascadas artificiales de agua y los pisos brillantes del hotel, con gente esclavizada puliéndolos a todas horas. mientras me “divierto” pasan cosas contradictorias dentro de mí que no te sé contar o explicar. no me pidas que pase a saludarte a tu blog éstos días, porque me cuesta carísimo. ya me retiro, porque me van a quitar la clave de acceso en dos minutos. no te preocupes por mí, sobreviviré.
   
         
         
         
       
         
         
         
         
       
         
         
         
         
                                   
                                     
               

besos a ustedes, mis amigos blogueros 🙂

Anuncios

31 comentarios en “eNaJenAdA *** *

  1. Eres de las mías, aunque estes lejos no te olvidas de los “cuates” del blog.

    Y weno si estas ya en eso disfrutalo, aunque te sientas rara con esa cara y esa ropa (tambien en eso me paresco a ti).

  2. Noemi por donde se la mire. No te lo había dicho así con todas sus letras, pero me caes re bien. Con este post me hiciste acordar del primero que te leí, y que por más que busqué en tus archivos no pude encontrar. Te mando un abrazo cariñoso y mis deseos de que tus vacaciones se enciendan, como siempre pasa. Que la magia llegue de pronto.

  3. Quiltro: ese es mi texto favorito.
    Abrazos.

    (Convencí al de sistemas de que no me cambiara la clave, así que por ahora he podido entrar cuando me da la gana:P)

    Saludines a todos.

  4. A ver como le hace, róbese un cacho de sol y mándelo por fax (ah, y un puñado de arena pa que suenen mis suelas). 🙂 Pásela bien, aquí la esperamos 😉

  5. Bueno, con esa mirada tan analítica y original no vas a disfrutar 100% de las vacanze, Noemí 🙂
    Relajada, focaliza en los niños, el correr en la playa, leer en la sombrita con el aroma del mar inundando tu olfato.
    Sos una blog-adicta, mujer 🙂 hasta en vacaciones !

  6. Oye pues que carishimo esta el inter eh! Nada de andar pensando en el trabajo mientras duermes.. eso es pecado!!! jeje lo bonito es lo gratis: andar por la playa, correr, caminar, ver el mar y escuchar las olas, sentir la brisa… no , espera.. en mis ultimas vacaciones tuvimos que pagar por “derecho a uso de playa” ufff!

  7. Lo mejor fué el título jajaja
    Así pasa en la playa, por eso es ir poco tiempo para no acostumbrarse y siempre querer regresar, cuestión de marketing o no?

  8. Lo triste de la historia es, del que NOEMI no está de vacaciones, cerca del mar o en un hotel.. pero las CIBER
    vacaciones tienen un efecto, reparador para todos. -La mando una Botella de Champan.- Y un bronceador aparte..
    puede cojer una insolación, por falta de uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s