cuando nos sirvieron la comida, empecé a preocuparme, ya saben eso de lo políticamente correcto como se le dice ahora a lo que siempre se ha conocido como educación de sentido común básico. nos dieron a cada quién un plato hondo y en el centro de la mesa un cocinero recortaba a toda velocidad ranas en rodajas, que pasaban en un segundo de vivas y frondosas a chirriantes. peces vivos eran fileteados cuando aun aleteaban, y se asaban con calabacines y unas hierbas negras que me olían como a pantano anegado. me empecé a preocupar desde el primer momento de cómo contener una náusea profunda. lo más impresionante: los ojos de vaca enormes recortados a los que les salía el humor vítreo, que al asarse se tornaba morado. y las patas de los pollos recién cercenadas cortadas con todo y esas uñitas picudas y anaranjadas. el calor de la plancha del centro y la visión del momento exacto en que vida se convierte en muerte, hicieron que mi cuerpo hiciera lo único sabio posible: desmayarme. para reanimarme, sin embargo, me ofrecieron una bebida negruzca, tibia que sabía a calcetín de soldado raso hervido por horas.
             
                                 
                             
                         
                     
                 
             
           
         
       
     
       
         
           
             
                 
                     
                         
                             
                                 
Anuncios

21 comentarios en “de lo pOlíTiCaMeNtE cOrReCtO ** ***

  1. DEsde luego no se me ha abierto el apetito…y he sentido ganas de volverme vegetariana…hiciste bien en desamayarte voluntario o involuntariamente, aunque el premio haya sido una infusión de calcetín…Pobrecilla, vaya día
    :o)

  2. Sencillamente me dejas pensativos, ahora investigo “la mia casa” la autodestrucción de Dante y mi visión del mundo junto a a su ubicuidad. Llevo varios días solo en una habitación de hotel, primero me da por videos, por tv, después por vaciar el minibar y ahora por dejarme las entrañas sin saber si lo que escribo tend´ra su debida repercursión. Te quiero mamá, tu hijo del otro lado de la vieja Europa.

  3. Ojos de vaca, patas de pollo, ranas, peces???
    Ummm… Nada de eso se me antoja!!! Y menos el pensar como han sido preparados… Será acaso por qué suelo comer vegetales?!?!
    Jajajajaja… ¿Por qué hemos de estar bajo el “dominio” de lo políticamente correcto”!!!? ¿Quién dicta que es lo correcto? Y sino lo fuera????

    Buen día!

  4. a veces servian los corazones y a la genete les agradaba verlos latir aun en sus platos, mientras los mastican, dicen; pareciera que late todavia. pareciera que late….todavia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s