qué consuelo el momento en que debajo del cobertor mágico de mi cama, éste se pone de colores, se llena de liviandad, magia y me lleva suavemente al espacio ese, otro, donde vuelo, río, camino ligera, no me canso, nadie me presiona. el otro día yo era una paloma blanca, sentía con claridad como salían alas de mi espalda, y al moverlas rodaba golosa entre el viento que no lograba lastimar mis ojos y el viento que no me derribaba ni me movía del cauce que elegía para pasear encima de las oficinas, los consultorios, las escuelas, las cocinas con cacharros sucios, las palabras soeces, y la gente que a últimas fechas me ha lastimado y desdeñado.
 
     
Anuncios

17 comentarios en “cObIjA ** ** *

  1. y quien podría ser tan burro para haberte desdeñado! no te digo que el mundo anda patas para arriba… que bueno que golosa y voladora estes por encima de lo nimio y la canalla. 🙂 un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s