¡no te diste cuenta!
Te espié y me enteré de todo: me disfracé de pulga luminosa, y quedé quietecita encima de uno de tus libros. Oí como la llamaste, luego mi ojo adolorido miró cuánto la besaste, cómo le quitaste la ropa y mientras la penetrabas le decías las mismas palabras de amor que a mí….
 
Anuncios

21 comentarios en “¡Te ví!

  1. Me imagino la pulga con un disgusto y mala leche tremendo y sin poder hacer nada. Si al menos hubiese sido una araña le hubiese enredado los tobillos mientras hace el amor con la otra para que al levantarse se pegase terrible porrazo. No es muy sexy caer de cabeza despues de amplias demostraciones sexuales.

  2. Que la penetrase igual tiene un pase, al fin y al cabo el número de orificios es limitado, pero lo de las mismas palabras ¡que pobreza de vocabulario! …y de delicadeza!

    Un beso

  3. T o d o s muy estimados
    y graciosos ..

    A mí lo que me hacia gracia,
    era la presentación;
    expresada e pintoresca, de
    la pulga.

    Tiene una expresión sublimada
    por su forma, que a su vez es
    imágen que se percibe como,
    transmisor de lo p o s i t i v o
    que, en caso del que se diera
    éste hecho; uno/a no perdiera
    el control, sobre la
    situación –
    estado emocional)
    sí se acuerda
    de LA PULGita
    que, -ahora-
    todo lo ha
    minimizado.

    NO olvidemos:
    la PSICOLOGÍA
    puede ser,
    una de las
    características,
    de
    NOEMI.

    Élla transmite,
    conocimientos.

    S. G. C. Galand

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s