Breve instructivo para soñar
 
Voltea los ojos hacia adentro de tu cerebro y  
  mira.
Anuncios

23 comentarios en “

  1. Para volar en las alas del ensueño es más preciso que utilizar el armatoste planteado en el instructivo anteror, un ejercicio interesante: introdúzcase es su propia individulidad, cambie los ojos desde allá adentro y mire al mundo en alas de la percepción. Su vuelo en un primer momento sera breve, pero a medida que tome consciencia de lo que le comento podrá elevarse un poco más. Si es mujer ate firmemente con un cordón de oro su sensibilidad, en algún punto que le sostenga –no queremos que en este ejercicio se pierda y no la volvamos a ver–; si es varón, busque el motor de arranque en el recuerdo de su mujer, es un poco más complicado en este caso, pero inténtelo varias veces antes de reaccionar de manera violenta, piense que despegar no es sencillo y necesitará de toda su concentración para lograrlo. En todos los casos, una vez que consiga elevarse de suelo, dejese ir levemente en la dirección deseada, como si nadara. Repita esta operación hasta que consiga, mediante su ensueño salir de su domicilio y vagar. Es importante, en cualquier caso estar atento del atrerrizaje, que debe ser en el mismo lugar de donde partió. Si cominza a disociarse, no lo dude, tome el cordón y regrese. En el caso de los varones, detenga el motor de impulso y deslícese a la posición de donde partió. Von Boyage.

  2. Lo intenté, me cae que lo intenté, pero me dolió un chingo. 😦 después lo intenté con la imaginación y supe que así se debía hacer, pero acabé malviajado. Luego pensé ¡Y si es metafórico? Y YA!!! SÍ me SALIÓ!!!!

  3. Es la imposibilidad humana más frustrante. El ojo no puede girarse para mirarse, el cuerpo tiene que ser percibido por el ojo ajeno, siempre nuestra percepción estará condicionada, será acotada por atavismos, percepciones o mellos hartos.

    Por cierto. Su visita por aquellos lares se sucitó justo cuando borraba la entrada repetida. Así que tu comentario falleció en la borradera constando sólo en mi correíto. Buuu.

    Ahhhh. Sigo pensando en como darte una vida de comodidad.

    ¿Y si te casamos con un vejete milloneta y luego lo ajusiciamos?

  4. ….uffff, de puro cansancio llevo varios días sin saber siquiera si he soñado o no…. supongo que ahora volveré a soñar con el recuerdo de lo bien que me lo he pasado estos días…. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s