Con toda sinceridad creo que una de las cosas más difíciles de sopesar con prudencia e imparcialidad es cuánta mierda es necesario comer a cucharadas en la vida en todos los ámbitos: el trabajo, las relaciones de pareja, con los amigos, los malos servicios, el mal gobierno. Por supuesto es obvio que alguna caca habremos de tener que pasarnos por la garganta por fuerza, dada nuestra falta de omnipotencia. Pero a veces me pregunto si inadvertidamente tragamos un poco más de la que sería necesaria. ¿Cuántas cosas podríamos hacer para ser mejor tratados? ¿Para no tener que vivir injusticias? ¿Para tener una vida digna? La otra pregunta, tal vez tendría que venir primero: ¿cuánta roña hacemos tragar a la gente que tiene que ver con nosotros? De pronto creo que tal vez sería más sencillo empezar enmendando ésta segunda parte, cosa que no conlleva que se arregle sola la primera, por supuesto.
 
Anuncios

20 comentarios en “¿cuántO? ***

  1. ¿Helado de menta con trozos de chocolate? 😉

    Terrible pregunta. Yo siempre hablo de las cárceles que nos creamos a nuestro alrededor… Cárceles voluntarias. El día que empezamos a transigir empezamos a tragar aunque eso es fruto también de nuestra elección.

    Como tú dices, mejor aliviar a los demás un poco de nuestras cargas, menos barrotes.

  2. Todo depende de cómo te plantees tu vida. Recuerda eso que se dice:
    vive y deja vivir. En la medida que nos ponemos en el lugar del otro y lo entendemos podemos ahorrar sufrimiento. El resto, la miseria del mundo, precisa de nuestra voluntad para combartirla en la medida de nuestras capacidades.

  3. Totalmente de acuerdo contigo querida Noemí. Creo que la primera acción a emprender para vivir en un mundo mejor es convertirnos en vigilantes de nuestra propia conducta, no en jueces o verdugos (que a veces también lo somos, de nosotros mismos) pero si dejar el consentimiento a un lado, respecto de las propias faltas y luchar por ser mejores.

    Un besito cariñoso para tí. No es cierto, muchos, hace mucho que no te leía. Estaba fuera de circulación, regalándome unos hermosos días.

  4. Mientras más compleja y grande es una sociedad, peores los problemas.
    Llega un momento en que sientes que tu participación social simplemente es intrascendente.
    Es momento de integrarse a grupos más pequeños y participativos.

    Saludos inútiles

  5. Creo que al final uno ya ni distingue y se lo traga todo con la misma avidez… Sin embargo, sí que creo que lo más triste de la situación es que nosotros también somos productores de mierda para bocas, además, que nos importan…

  6. ¿y eso?, ¿quien te hizo enojar? que te parece si a los primeros les haces una groseria un “ñ” y en tu caso creeme que se lo tenian merecido, por mientras no sientas culpas ya paso.

  7. Veamos… quizás comenzar por quitarnos esa idea de estar comiendo mierda, vale que a veces tenemos que tragar cosas que no nos gustan e incluso que nos desagradan, pero no es mierda. Y si es mierda, si claramente es deshecho maloliente entonces es porque tenemos que aprender, de vez en cuando, a cerrar la boca, sí, aunque nos muramos de hambre.
    Señorita, usted tragara toda la mierda que quiera, que no se le olvide, que usted es la dueña y señora y que puede decir no y que puede decir sí, que cuando tiene que comer lo que no le gusta no es que sea mierda, sino que abundan otras prioridades y eso es más que suficiente para quitarle el malnombre a lo tragado ¿me entiende?. No olvide que es usted la dueña de su vida, y que si dice “No” es no. No trague lo que considere solo basura y aunque con el estómago vacío seguro que se irá más ligera a la cama.

    Un saludo.

  8. Los puertorriqueños tienen una palabra interesante para describir a las personas que tienen aires de grandeza. Les dicen comemierdas. Pero ese es otro tipo de excremento. Ensayas una idea muy escatológica, pero es que a veces no hay otra manera de decirlo. Mi observación es que logramos nuestra madurez como seres humanos cuando dejamos de consumir esas inmundicias de las que hablas. Pero, es cierto, antes de llegar ahí ganamos cierta dignidad con no pasarle el plato a otros.

    Me dejas pensando.

  9. yo creo que efectivamente lo primero sería no dar a tragar roña a la gente, y también creo que para eso
    primero hay que darse cuenta de lo que ya nos tragamos, saber que se siente tragar tanta mierda, y saber cómo
    le hace para sobrevivir a esa mierda, después conociendo qué es lo que queda atrás de todo esto, o sea, lo que nos permitió tolerarla es lo que nos ayudará a no darsela a los demás

  10. Lo que tenemos que hacer es no comer la mierda, y en todo caso buscar un filtro para evitarla. Es un tema complejo. En todo caso, opino que las personas interpretan unos hechos, el amor puede ser fruto de un proceso bioquímico, o la bella expresión de unos sentimientos mágicos.La interpretación de lo que “existe” dependerá de nuestro sistema de creencias y nuestra capacidad para querer o no enfrentarnos a esa “realidad existencial” Vaya rollo he soltado. En todo caso espero haber expresado por donde va la idea de que no todo tiene porque ser mierda, sino situaciones transitorias a las que debemos adaptarnos desde otras perspectivas (mierda)

  11. Uf! nada pequeño el tema! De urgencia moral, social.
    Desde lo interpersonal, aprender a no cargar de cucharas o cucharones a nadie.
    También aprender a no tragarnos la de los otros… Y ya desde allí no resulta nada fácil.
    Pero es el gérmen para lo demás.
    Lo demás? Joder que nos sobrepasa. Pero lo esencial?
    Haberle sentido el gusto… para sacudirnos por dentro.
    Para saber de qué va.
    Esos “sí” o “no”… tan determinantes y tan difíciles de encontrar en equilibrio!

    Un abrazo mujer

  12. Estoy contigo Noemi:
    1º ¿cuánta roña hacemos tragar a la gente que tiene que ver con nosotros? Una vez seamos justos con nosotros mismos podremos ser justos con los demás.
    2º¿Cuántas cosas podríamos hacer para ser mejor tratados? ¿Para no tener que vivir injusticias? ¿Para tener una vida digna? . Hacer un ejercicio común y total por toda la humanidad y aplicar el punto 1. No pasar al punto 2 hasta no haber aprendido lo anterior

  13. ….eso es muy cierto…. la pega creo que está en que los paladares no son del mismo gusto, y lo que para otros es mierda, para nosotros una delicia…. en todo caso, cierto es que hay que intentar por que los que nos rodean coman la menor mierda posible nuestra…. bastante es con la que es imposible de evitar, como para encima darles más….

    ….griposos saludos!…. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s